Inversión

Miedos más comunes a la hora de invertir en bienes raíces

By:

Comprar una propiedad es una de las inversiones más importantes en la vida de cualquier persona, pero no solo a nivel económico, sino también emocional y familiar. Por ello, no es extraño que algunas personas experimenten algún tipo de temor o prevención a la hora de comprar. A continuación enumeraremos algunos de los temores más frecuentes acerca de invertir en un inmueble y cómo puede manejarlo:
 
- Pagar una cantidad más alta por el inmueble:
 
Las personas tienden a ser demasiado cautas y de alguna manera se vuelven muy ansiosas en el proceso, por lo que pasan demasiado tiempo investigando el mercado y esto termina por confundirlos luego de un análisis excesivo que les impide tomar una decisión.
La única manera de superar este miedo es por medio de un estudio de mercado eficiente. Para tener un correcto panorama de los precios por zona no dude en hacer una investigación por su propia cuenta, compare propiedades similares en la misma zona o busque asesoría con expertos en la materia. Tenga en cuenta que en el mercado inmobiliario no hay gangas y cuando encuentre una propiedad cuyo precio sea excesivamente atractivo para la zona no se confíe tanto.
 
- Comprar la casa equivocada
 
El mercado inmobiliario está lleno de incertidumbre y el temor de perder la propiedad perfecta es muy común entre los compradores. La gente suele preguntarse si es mejor comprar una casa pequeña cerca de la ciudad o una casa más amplia pero lejos de los lugares de trabajo o de la escuela de los niños. Siempre existe la duda de qué es mejor ¿comprar una casa nueva?, o usada y remodelarla? ¿Qué zonas están en crecimiento y cuáles no?
 
El consejo en ese sentido es preguntarse en qué etapa de la vida está?, ¿qué metas personales, familiares y profesionales tiene a corto o mediano plazo? Todo esto se trata de identificar y establecer prioridades.
 
- Miedo a los trámites
 
El proceso de compra de una propiedad puede llegar a ser abrumador para muchos compradores, especialmente para quienes lo hacen por primera vez o para los que han tenido antes una mala experiencia con algún agente o durante la compra en una subasta.
A pesar de que existen algunas personas decididas a apoyarse en un agente inmobiliario, sienten que no éstos no son sinceros del todo o que les harán una mala jugada en cualquier momento. Para sentirse más seguro, ya sea para comprar por su cuenta o a través de un especialista, haga una investigación sobre los procesos de venta.
Familiarícese con los servicios que prestan los agentes inmobiliarios y pronto usted comenzará a entender la forma en la que operan y en qué se diferencian y así tendrá más confianza en el trato con ellos. Un agente es sin lugar a dudas una persona experimentada, capaz de detectar todos los detalles en los que usted tal vez no pensaría durante una negociación.
 
- Caída de precios o un percance personal
 
Todos quisiéramos conocer el futuro del mercado inmobiliario sobre el cual muchos compradores especulan acerca de las subidas o bajadas de precio. Con frecuencia, los inversionistas temen estar comprando en el pico del mercado y pagar un precio elevado con el riesgo de que colapse. Factores como el déficit de la economía, perder el trabajo o no poder pagar la hipoteca también estarán siempre presentes.
 
Mientras que algunos compradores quisieran saber el momento exacto para realizar una compra analizando cuidadosamente el mercado, otros no se preocupan tanto. Por ejemplo, si usted va a comprar una casa que habitará por largo tiempo, el estado del mercado es algo menor, en comparación con la importancia del momento de la compra cuando está financiera y emocionalmente preparado. En conclusión, el mejor momento para comprar es cuando usted se encuentra listo. Enfóquese en comprar una propiedad sólida que funcione bien a largo plazo y deje a un lado la preocupación por las alzas del mercado.
 
- No poder pagar la casa
 
Convertirse en el nuevo dueño de una vivienda le genera una gran tranquilidad pero conlleva a responsabilidades que tal vez usted no había considerado. Por ejemplo, los gastos permanentes del mantenimiento a la propiedad, los impuestos o el pago de la hipoteca.
Para dar este paso sin temor, haga un presupuesto detallado en el que se calculen sus ingresos y los gastos que se hacen al mes, incluyendo el pago de la casa. Al final debe quedar un balance holgado, que le permita tener reservas económicas para imprevistos.

¿Interesado en invertir?
Haga clic aquí y transforme tu sueño en realidad!

Haga clic aquí.
Tags:

inversiones, bienes raíces, vivir en EEUU