Propiedad comercial

Locales comerciales: tendencia inmobiliaria en el Sur de Florida que se está imponiendo

By:

Locales comerciales

Propiedades como centros comerciales, torres de oficinas, restaurantes o gasolineras, son algunos ejemplos de los ya muy conocidos “bienes raíces comerciales” que hacen parte de la amplia “gama” del mundo de los bienes raíces, además de los otros dos tipos restantes y no menos conocidos como lo son los “bienes raíces residenciales”, y los “industriales”, éstos últimos utilizados para el funcionamiento de fábricas y producción.

En los últimos años se ha vislumbrado un incremento en el “boom” de los bienes raíces comerciales, especialmente en metrópolis americanas tan importantes como Miami y el Sur de la Florida. Inmigrantes con alto poder adquisitivo e interesados en proteger y aumentar sus capitales están mostrando preferencia en la compra de locales comerciales, industriales y oficinas en esta zona, ya que ofrecen altas tasas de retorno, además de no acarrear costos de mantenimiento, entre otras ventajas más. La mayoría de estos extranjeros inversionistas provienen de Latinoamérica.  

Explicando un poco más a fondo las particularidades de los locales comerciales, en los alquileres netos, todos los gastos son responsabilidad del inquilino, incluyendo los gastos administrativos. En el Sur de la Florida existe una mayor demanda que oferta en el sector comercial y de oficinas. Según datos recientes de “Mortgage Banker Association’s”, durante el segundo semestre del 2015 se incrementaron en un 24% los préstamos comerciales para propiedades industriales, de oficinas y minoristas, en comparación con el mismo periodo del 2014. Algunos expertos en este tema aseguran que otro de los beneficios de comprar propiedades comerciales es que es posible ampliar las posibilidades de obtener créditos bancario por 50%, 60% y hasta un 70% del valor real del inmueble.

No es un secreto que América Latina se encuentra actualmente en una situación política y económica compleja, si hablamos de la crisis ocurrida recientemente con la presidenta brasileña, el colapso económico, político y social en Venezuela o el Proceso de Paz en Colombia, sólo por nombrar algunas. Bajo ese contexto gris, las monedas latinoamericanas han perdido fuerza frente al dólar, lo que supone un momento más que apropiado para invertir capital y protegerlo de la inflación. Para citar un ejemplo preocupante pero real, los inversionistas venezolanos, han visto reducir sus capitales a la mitad en menos de un año. 

Tags: