Propiedad comercial, Inversión, Bienes raíces

La espectacular torre en la Quinta Avenida que construirá el imperio inmobiliario del yerno de Donald Trump

By:

La imagen de la torre que piensan construir los hermanos Kushner, hijos de Charles (foto de arriba a la derecha) donde hoy se encuentra el edificio 666, en plena Quinta Avenida.

Nueva York parece no conocer límites en lo que respecta a su crecimiento vertical, y la última adición a la "jungla de concreto" no sólo se destaca por su diseño futurista, sino, también, por los vínculos políticos de la familia a cargo de su desarrollo, parte de un imperio inmobiliario que ganó notoriedad durante la reciente campaña presidencial en los Estados Unidos.

Es que el nombramiento de Jared Kushner -esposo de Ivanka Trump-como asesor especial de la Casa Blanca ha puesto al poderoso clan dedicado a los bienes raíces bajo la lupa de medios y sobre todo de la opinión pública por potenciales riesgos de caer en favoritismos que puedan llegar a beneficiarlos a nivel económico.

Pero resulta importante resaltar que con una fortuna familiar calculada en 1,8 mil millones de dólares, dividida entre Jared, su hermano Josh y sus padres Charles y Seryl, los Kushner ya eran considerados uno de los grupos más influyentes de la Gran Manzana en lo que hace a desarrollo inmobiliario, mucho antes de que el hoy presidente Donald Trump ganara las elecciones.

De manera similar, al imperio Trump, los Kushner hicieron gran parte de su fortuna con base en inversiones en propiedades, y se estima que más de la mitad de su riqueza está compuesta por bienes raíces, entre los que se encuentra el edificio ubicado en el 666 de la Quinta Avenida, en una de las zonas mejor cotizadas de todo Manhattan.
La historia de éxito de los Kushner comenzó, como la de muchos otros inmigrantes que llegaron a los Estados Unidos, con poco más que un sueño por cumplir. Provenientes de Belarús, los abuelos del joven de sólo 36 años convertido en mano derecha de Donald Trump llegaron a suelo norteamericano luego de sobrevivir el horror del Holocausto y los campos de concentración nazis.

El padre de Jared creció en un hogar de clase media de New Jersey, trabajando con su progenitor en obras de construcción como carpintero y obrero. Con el correr del tiempo, el hombre al frente del imperio inmobiliario comenzó a administrar los apartamentos que él mismo ayudó a construir. Llegó a tener bajo su control más de 4.000 unidades.

Luego de fundar Kushner Companies en 1985, Charles se embarcó en la compra de apartamentos como inversión durante las siguientes décadas, y llegó a acumular para 2004 -el año pico- unas 25.000 unidades alrededor de toda la región del noreste de los EEUU.

El crecimiento exponencial trajo también problemas legales para el fundador de la compañía, quien en 2004 se declaró culpable de evasión de impuestos, contribuciones ilegales a campañas políticas y manipulación de testigos.

Tras dos años en prisión y un obvio daño a la reputación de  la empresa, Charles Kushner recuperó su libertad y se embarcó en un camino de recuperación que hasta el día de hoy lo tiene al frente de la compañía.

La compra de 666 Fifth Avenue fue liderada por Jared y concretada en 2007 por la suma récord para la época de 1.800 millones de dólares, una operación que se vio directamente afectada por la crisis financiera que estallaría meses después. Debieron vender los espacios comerciales del edificio para recuperar liquidez.

Alejado hoy del negocio familiar por reglas de ética que obligan a empleados de la Casa Blanca a dedicarse de lleno a sus obligaciones como empleados públicos, Jared Kushner gana cada vez más notoriedad dentro de la administración Trump luego de concluir recientemente su primera asignación internacional que lo llevó a reunirse con líderes militares y políticos en Irak.

El edificio emblema de la empresa familiar comenzará a ser construido en 2019 -previa demolición de la estructura existente hoy día-, y se espera que la visión futurista de la fallecida "arquitecta estrella" Zaha Hadid se concluya para 2025, cambiando para siempre la identidad de la Quinta Avenida tildada por muchas de extremadamente conservadora.

Fuentes cercanas a los desarrolladores aseguran que estos se encuentran tramitando el cambio de dirección de 666 a 660 Fifth Avenue para evitar las obvias connotaciones negativas asociadas a la cifra.

http://www.infobae.com/america/eeuu/2017/04/13/la-espectacular-torre-en-la-quinta-avenida-que-construira-el-imperio-inmobiliario-del-yerno-de-donald-trump/

¿Interesado en invertir?
Haga clic aquí y transforme tu sueño en realidad!

Haga clic aquí.
Tags:

Donald Trump, inversiones, Nueva York, 5a Avenida, Bienes Raíces